Blu-Ray

Aunque la batalla por los formatos de alta definición parece decantarse inexorablemente del lado del formato de Sony, lo cierto es que los consumidores aún no lo tienen muy en cuenta por una sencilla razón: siguen prefiriendo los DVDs.

Tanto en EE.UU. como en el resto del mundo los DVD se impusieron rápidamente al formato establecido – el VHS – gracias a la enorme cantidad de mejoras que incluía: la calidad y el control de las opciones desde el reproductor eran muy superiores a los de su antecesor, lo que hizo que dicho estándar triunfase rápidamente.

Sin embargo, esa filosofía podría no ser válida actualmente: los usuarios ahora parecen preferir la comodidad de un formato conocido y asequible en lugar de apostar por una tecnología de mayor calidad. En los EE.UU. hay resultados que indican que 7 de cada 10 hogares con televisores de alta definición no ven la necesidad de abandonar el DVD tradicional en favor de reproductores BD. El grupo NPD lo señaló recientemente en un estudio en el que se encuestaron a 5.500 consumidores, que afirmaron que esperarían a que la batalla se definiese totalmente y a que los precios bajaran.