Mac OSXEn Ars Technica han analizado las novedades más visibles de la nueva actualización 10.5.2 de Mac OS X Leopard y nosotros no hemos querido ser menos. Puede que ninguna de ellas merezca una keynote de Steve Jobs pero ciertamente es de agradecer que hayan escuchado las críticas de los usuarios a la hora de incorporar estas pequeñas mejoras que van más allá de la solución de problemas.

La primera novedad la encontramos en el menú desplegable que aparece cuando pulsamos con el botón derecho sobre una Pila y que ahora muestra un nuevo modo de visualización que se suma a los anteriores de abanico y retícula: lista. Si el primero estaba recomendando para pequeños grupos de archivos y el segundo para carpetas con más de 10 elementos, el de lista nos permite visualizar aún más de una sola vez, con el aliciente de poner acceder a subcarpetas sin necesidad de hacer ningún clic.

Mac OSX

Otro añadido interesante es el nuevo icono de la barra de menús para Time Machine. Gracias a él podemos iniciar rápidamente el proceso de una copia de seguridad o consultar la fecha y hora de la última realizada. Además, también podemos acceder a Time Machine y configurar sus preferencias.

Mac OSX

Pero si no utilizáis el sistema de copias de seguridad de Apple no tenéis por lo que preocuparos. En sus preferencias tenemos una opción para activar o desactivar la visualización de este icono, por lo que siempre podemos dejar bien limpia la barra de menús.

Mac OSX

Hablando de la barra de menús, la decisión de hacerla traslúcida en Leopard fue desde el principio una de las novedades más criticadas y ya que tiene tantos detractores como admiradores, Apple ha optado por la calle de en medio (que es la que debería haber escogido desde un principio): incorporar un selector en el panel de preferencias del Escritorio con el que activar o desactivar la transparencia. Ya no hacen falta recurrir a chapuzas sobre e fondo de escritorio o a aplicaciones de terceros.

Mac OSX

Finalmente, aquí tenemos la opción para compartir la unidad de CD o DVD con vistas a que todos aquellos usuarios que se hagan con un flamante MacBook Air puedan seguir accediendo a su colección de CDs, las películas en DVD o dedicando catorce días a la instalación de los 40GB de Final Cut Studio de forma inalámbrica.

Quedan pendientes otros problemas de usabilidad que esperemos sean resueltos en la 10.5.3 como el sistema de tareas de Mail o la nueva interfaz de iCal, más bonita pero mucho menos práctica a la hora de añadir nuevos eventos, editarlos o incluso visualizar sus detalles. Tal vez en mayo tengamos más suerte.