Sí bien los sistemas de seguridad son capaces de bloquear los ataques de virus informáticos sobre los teléfonos móviles, la industria móvil ve nuevos riesgos en las plataformas hechas con código abierto, como el sistema Android de Google .

Desde el 2004, hay virus que son capaces de desactivar teléfonos o aumentar las facturas de su dueño con mensajes costosos y llamadas involuntarias, que llevaron a la creación de un nuevo mercado para la tecnología de la seguridad, informó la agencia de noticias Reuters.

Según Mikko Hypponen, jefe de investigación de la compañía de software de seguridad F-Secure “Si Android se convierte en una plataforma totalmente abierta (…) su uso se hará cada vez más común, y los riesgos serán mayores que los que existen con las actuales plataformas, como Symbian“.

Además, los especialistas en seguridad también apuntaron hacia los riesgos potenciales que podría provocar la posible apertura del iPhone de Apple a terceros.

Por otra parte, de acuerdo a una encuesta realizada a 2.000 usuarios por McAfee, cuyos resultados fueron presentados en el World Mobile Congress, casi tres de cada cuatro usuarios están preocupados por la seguridad del uso de los nuevos servicios móviles.

“La inquietud sobre los riesgos específicos (…) o sobre la fiabilidad de las aplicaciones es un asunto crucial para los operadores, particularmente en los mercados maduros,” aseguró Victor Kouznetsov, vicepresidente de la unidad de móviles de McAfee.