Aunque hemos estado oyendo que Apple ha reducido la frenética fabricación del iPhone, la empresa mantiene su objetivo de vender 10 millones de unidades este año. Según informa el alto cargo de Cupertino, Tim Cook, en declaraciones en una conferencia de inversores en Goldman Sachs que ha tenido lugar en Las Vegas, que “Apple no está casado a un esquema de negocio basado en un único operador” y que está abierto a otras formas de comercializar el terminal.

Sin duda se trata de un cambio visceral en el enfoque de comercialización del iPhone, sobre todo cuando no hace mucho, los mismos responsables declararon que “necesitamos llegar a acuerdos con los operadores para el buzón de voz visual funcione”. Todo parece indicar que Apple se está abriendo lentamente a los jailbreakers y liberadores del terminal. No sabremos en qué aspectos afectarán estas declaraciones al presunto acuerdo que el fabricante tendría con Movistar…