Nuevo capítulo en la trama del caso de la pegatina de Vista Capable. El juez que lleva el juicio tiene en su poder 158 páginas de correos electrónicos enviados por directivos de Microsoft y entre los que se encuentran perlas como las que detallamos a continuación.

Al parecer el motivo del uso indebido de los adhesivos fue un intento para “motivar” unas ventas que Intel estaba viendo deterioradas con su chipset 915, como se puede leer claramente en un correo de John Kalkman: “Al final, hemos reducido los requisitos para ayudar a Intel a aumentar sus ganancias trimestrales y que de esta forma puedan seguir vendiendo placas base con el chipset 915 con gráficos integrados”.Pero la cosa no queda ahí; distribuidores como Wal-Mart acusan directamente a fabricantes como HP, de colocar el sello de Windows Vista en modelos de bajo rendimiento. La que se ha montado por una pegatina de nada.