buscadores-ue

Google y los demás buscadores tendrán la obligación de borrar información personal sobre sus usuarios después de 6 meses, propone grupo de trabajo de la Unión Europea.

Los buscadores no estarán autorizados para guardar datos dejados por sus usuarios por más de 6 meses, recomienda el grupo de trabajo “Artículo 29 “de la Unión Europea, que acaba de presentar su informe sobre almacenamiento de datos en los buscadores de Internet. Inicialmente, el grupo de trabajo ha concentrado su trabajo en Google, pero sus conclusiones también se aplican a otros buscadores como Lycos y Yahoo.

El grupo de trabajo estima que todos los buscadores deberán cumplir con la normativa de la Unión Europea sobre protección de información personal, incluso cuando no tengan su sede en el área comunitaria.
Anteriormente, Google ha anunciado que reducirá el tiempo de almacenamiento de resultados de búsquedas de 24 a 18 meses, pero el informe exige que tal almacenamiento sea reducido a un máximo de 6 meses.

El informe concluye además que las direcciones IP deberán tratadas a la par con cualquier otra información personal, y por lo tanto deberá ser objeto de limitaciones más estrictas que las aplicadas actualmente. De igual modo, deberá informarse a los usuarios sobre los datos personales que están siendo almacenados y el uso que se dará a éstos.

El informe critica además que los buscadores aplican prolongados plazos de caducidad de sus “galletas”-pequeños archivos de texto almacenados en la computadora local. Yahoo, por ejemplo, usa galletas que caducan en 20 años, en tanto que Network Solutions ha establecido una fecha de caducidad para sus galletas en el año 2076.

Las galletas en cuestión tienen un número único y por lo tanto pueden ser usadas para reconocer al usuario la próxima vez que éste visita un sitio Web.

No es seguro que la Comisión Europea buscará convertir en leyes las recomendaciones del informe. En caso de convertirse en normativa, los recomendaciones del “artículo 29″, implicarían grandes cambios para los buscadores.

En declaraciones hechas a BBC, Google defiende su práctica de almacenar los datos del usuario durante 18 meses. A su juicio, esto es necesario para analizar el comportamiento de los usuarios en Internet, y para así mejorar y desarrollar el buscador. La compañía desestima además que las direcciones IP deban ser consideradas como información personal.

Fuentes: BBC, eWeek y The Register