El máximo jefe de Samsung, Lee Kun-hee, hijo del fundador de la compañía, ha sido imputado por evasión tributaria a gran escala. Sin embargo, recibirá trato preferencial.

Lee Kun-hee, presidente del mayor imperio comercial de Corea del Sur, Samsung, renunció a su cargo el 22 de abril.

La razón sería que el presidente de Samsung, de 66 años de edad e hijo del fundador de la compañía, ha sido acusado de evasión tributaria del orden de los 100 millones de dólares. De esa forma se concluye una investigación de 3 meses de duración iniciada por un abogado contratado anteriormente en Samsung.

Con todo, Lee Kun-hee escapó a una acusación más grave, de soborno de funcionario público influyente, debido a que las evidencias en su contra no fueron suficientes.

Según quedó demostrado en la investigación, Lee Kun-hee habría ocultado una fabulosa fortuna, distribuyéndola en distintas cuentas bancarias pertenecientes a algunos colaboradores de confianza. Ante ello, Lee Kun-hee afirmó que tales fondos eran parte de la herencia dejada por su padre, y su destino era asegurar a la empresa contra intentos hostiles de compra. La comisión investigadora aceptó tal explicación. Junto con Lee Kun-hee renunció además su lugarteniente y su hijo. Sin embargo, el presidente de la compañía asumió la responsabilidad jurídica y moral total por los hechos.

Lee Kun-hee no será encarcelado, como habría sido lo normal ante la gravedad de los cargos, debido a que las autoridades consideraron que tal procedimiento implicaría un alto riesgo social, debido a “la situación económica global extremadamente competitiva”. El trato privilegiado que recibirá Lee Kun-hee sólo puede ser entendido al considerar que el consorcio Samsung está presente en todas las áreas de actividad de la sociedad surcoreana. Un surcoreano puede nacer en un hospital de Samsung, asistir a una escuela de Samsung, cursar estudios en una universidad de Samsung, casarse en un hotel Samsung y soñar con llenar su hogar con productos electrónicos de Samsung.

Fuente: The Register, Financial Times, eWeek.