dell-chile

SANTIAGO.- El pasado viernes 27 de junio, quienes entraron a la página web de Dell, medio por el que se venden sus computadores, se encontraron con una agradable sorpresa, ya que algunos modelos Inspiron aparecían a un precio de $77.790, significativamente más bajo que el real que se acerca a los 300 mil.

Evidentemente, era un error del sistema, pero muchos aprovecharon y compraron. Sin embargo, hoy Dell entregó un comunicado en el que anunció hoy que no venderá los computadores al precio publicado por equivocación.

Sin embargo, informó que “aunque no se ha infringido ninguna ley chilena” a todos estos consumidores que quisieron hacer la compra, se les ofrecerá un 15% de descuento en cualquiera de los productos disponibles en su tienda online, rebaja que se hará efectiva mediante un cupón que enviará vía email y podrá ser utilizado solamente para compras online.

Aclaró que en los casos en que el cliente haya intentado colocar una orden por dos o más equipos portátiles, Dell ofrecerá solamente un equipo al precio de descuento, y si el cliente puso múltiples órdenes, el descuento correrá solamente respecto de un equipo correspondiente a la primera orden ingresada.

La empresa dijo que contactará a los consumidores “quienes, aprovechando un error involuntario en los procesos online, intentaron ordenar equipos portátiles de alto rendimiento a precios que claramente eran irreales y que nunca fueron publicitados por la empresa a través de ningún medio de comunicación”.

Significativo error

Explicó que durante pocas horas del viernes 27 de junio, una herramienta de procesamiento online mostró un error de cálculo que afectó los precios reales de los equipos portátiles modelo Inspiron, cuando una configuración específica era solicitada.

Dell tomó medidas dentro de las tres primeras horas luego de detectar la situación. Sin embargo, antes de que pudieran implementarse tales medidas, los intentos de colocar órdenes de compra en Chile aumentaron dramáticamente, producto de una intensa actividad en los blogs, a través de los cuales rápidamente se divulgó el error de la herramienta de cálculo. Poco después de detectar esta situación, Dell contactó a los clientes y ha continuado comunicándose directamente con ellos para explicar lo ocurrido.

Dell no envió confirmaciones de compra a ninguno de los clientes que intentaron colocar una orden de compra durante ese periodo, sino solamente un mail notificándoles que la orden de compra estaba en revisión.

Adicionalmente, Dell se reunió con el Servicio Nacional del Consumidor para informarse en detalle sobre las preocupaciones y reclamos de los consumidores.

“Junto con lamentar este problema de procesamiento que llevó a intentar adquirir equipos portátiles a precios irreales, hemos determinado honrar únicamente ordenes por un solo equipo, aplicando un descuento específico sobre el precio real” dijo Ignacio Domeyko Matte, Gerente General de Dell Chile. “Consideramos que esta decisión es la correcta, en un caso tan especial como este”.

Sernac no coincide

En el portal web del Servicio Nacional del Consumidor se explica claramente que Dell estaría obligado a respetar el precio publicado, por lo que cualquier medida compensatoria ofrecida no tendría sentido, a pesar que la empresa se excusó diciendo que “no será responsable por aquellos errores tipográficos o fotográficos que se llegasen a presentar”, frase que se lee en los términos y condiciones de compra en dicha página.

“La Ley del Consumidor es bien clara e indica que este tipo de cláusulas no tienen validez alguna, pues las empresas deben responder frente a sus incumplimientos y en ningún caso, endosar sus errores administrativos a los consumidores”, se lee en el documento.

Agrega que el director del Sernac, José Roa, “indicó que las empresas están obligadas a cumplir con lo que ofrecen, a respetar las condiciones relevantes informadas, entre ellas el precio (que debe ser el precio final), y a no negar injustificadamente la venta de un producto en las condiciones ofrecidas y dentro del giro del negocio”.