Microsoft

La salida de Gates de la empresa que creó en 1975 para dedicarse a obras filantrópicas ha dejado las manos libres a los directivos de Microsoft que están dispuestos a empujar al gigante informático hacia posiciones más agresivas.

HOUSTON, julio 8.- Microsoft inició hoy en Houston su primera Conferencia Mundial de Socios desde la partida definitiva de Bill Gates reafirmando que la compañía está pasando por una profunda transformación y que va a endurecer su posición contra competidores como Apple.

La salida de Gates de la empresa que creó en 1975 para dedicarse a obras filantrópicas ha dejado las manos libres a los directivos de Microsoft que están dispuestos a empujar al gigante informático hacia posiciones más agresivas de lo que ha sido habitual hasta ahora, un cambio que un ejecutivo llamó “generacional”.

Ante más de 10.000 socios llegados de todo el mundo, algunos de los principales ejecutivos de Microsoft también defendieron de forma apasionada las virtudes del sistema operativo Windows Vista, que calificaron como el más seguro en toda la historia en su primer año de existencia.

Stephen Elop, presidente de la División Empresarial de Microsoft, destacó que la nueva estrategia de software y servicios de la empresa está suponiendo “una transformación real” que está suponiendo profundos cambios tanto para socios como para clientes, pero que también supone “una gran oportunidad” para todos.

“Nuestro negocio está cambiando. Mi misión es facilitar de forma agresiva, a través de este cambio generacional, la transición tanto a nuestros clientes como a nuestros socios y a todos en Microsoft”, afirmó Elop.

Uno de estos cambios es la actitud que a partir de ahora Microsoft va a tener ante sus rivales. “El gigante durmiente se ha despertado”, aseveró uno de los directivos.

En referencia a la campaña publicitaria en la que Apple se mofa de Windows Vista, Brad Brooks, vicepresidente de Microsoft para Mercadotecnia de Producto de Windows, dijo que “hay muchos mitos sobre Vista”.

Sin embargo, “la historia es muy diferente de lo que nuestros competidores quieren decir a los consumidores”, apuntó.

“Hoy estamos diciendo hasta aquí. A partir de hoy vamos a hacer las cosas de forma diferente”, advirtió Brooks ante el aplauso de los socios de Microsoft, las empresas encargadas de vender las aplicaciones del gigante informático a los consumidores finales o crear software basado en esas aplicaciones.

Brooks calificó a Apple “como un competidor bastante ruidoso”, al que a partir de ahora van “a empezar a desafiar”, y repitió que la mayoría de usuarios de Windows Vista “tiene una buena experiencia y el producto está mejorando día a día”.

Sus datos señalan que Vista tiene un 20 por ciento menos de problemas de seguridad que Windows XP, el anterior sistema operativo y que Microsoft empezó a dejar de vender a principios de mes.

Hay un 60 por ciento menos de probabilidades de que sea infectado por “malware” e Internet Explorer 7 está bloqueando 1 millón de ataques “phishing” al mes.

A pesar de lo afirmado por Brooks y las cifras exhibidas, Microsoft también reconoció que muchos clientes y socios han tenido problemas para adoptar el nuevo sistema operativo y abandonar Windows XP.

El ejecutivo defendió que “ahora es el momento para cambiar a Windows Vista” y que las preocupaciones que muchos socios y clientes tenían sobre el sistema operativo -frente al más conocido XP- son cosas del pasado.

Estas palabras son una muestra más de las dificultades que Microsoft ha tenido para convencer a parte de sus clientes sobre la necesidad de sustituir XP con Vista.

El año pasado la empresa ya se vio obligada a retrasar el inicio de la desaparición de Windows XP, ante el rechazo de muchos consumidores, tanto individuales como corporativos, a reemplazar el sistema operativo.

Hoy los directivos de Microsoft intentaron convencer a los escépticos, al destacar que la adopción de Vista ahora “es una inversión a largo plazo” que prepara el camino para la próxima generación del sistema operativo de la compañía y que de momento se denomina Windows 7.

Microsoft también dejó claro que va a prestar una gran atención al mercado de la telefonía móvil, un sector que afirmó va a vivir una auténtica “fiebre del oro” y que ofrecerá una de las mayores oportunidades de beneficio en los próximos años.

Andy Lees, vicepresidente de Microsoft para Comunicaciones Móviles, pronosticó que el sector va a sufrir un cambio del modelo empresarial en los dos próximos años y que en ese periodo la telefonía móvil experimentará un crecimiento del 26 por ciento, superando al de ventas de PC.