He regresado de intentar comprar un iPhone 3G en México (las razones las explico en mi blog personal) que vende Telcel y esta es una corta reseña de mi experiencia:

Estuve desde de las 7:30am frente a un “Centro de Atención” (una mezcla entre tiendas y sitios de soporte pre y post venta) de Telcel y para mi gran sorpresa ya habían unas 7 personas incluyendo un chico que estaba esperando desde las 3:30am (según entendí, guardándole el puesto a alguien). 20 minutos antes de que abran las puertas había una fila de 40 a 50 personas en un lugar que aparentemente no es muy conocido, con eso y el hecho que pasaban personas preguntando “si hay iPhones” queda claro que el teléfono es un fenómeno mundial.

La apertura de la tienda la llevaron a cabo bstante bien , estaban esperando que sucediera lo que sucedió y por lo tanto había muchas personas atendiendo y lo hacían relativamente rápido; poco importó estar primero, tercero o decimo en la fila, entrando practicamente de 15 en 15 y antediéndolos al mismo tiempo. 30 minutos más tarde ya no había nadie esperando y personas que ya tenían un contrato con Telcel salieron con un nuevo iPhone. Ahí lo hicieron bien y se agradece la organización y esfuerzo para atender lo más rápido posible a todos.

Pero…a mi (y a muchos otros) nos pasó algo muy curioso: fuimos “víctimas” de la burocracia de la empresa, a diferencia de cualquier otra telefónica en que he sido cliente, no es posible simplemente crear una cuenta, pagar por el teléfono, y usarlo, es un trámite que “tarda” ¡de 48 a 72 horas!. En teoría estaré recibiendo el teléfono a mediados de la próxima semana (pero creo que será mucho más tiempo porque suena a que ya no habrá un solo iPhone sin vender en todo México). La verdad entiendo y respeto los procedimientos estándares de venta de Telcel, pero han semi-destrozado la “experiencia” de comprar un iPhone (algo que Apple cuida mucho).

Y eso me lleva, como escribía en una anotación anterior, a preguntarme si en telefónicas latinoamericanas como Telcel están concientes de la oportunidad de oro que tienen que están perdiendo por mediocres. Se que la competencia es casi nula (y por lo tanto pueden hacer lo que les da la gana) pero si saben que su imagen de cara al público está completamaente desgastada no comprendo por qué no usan este tipo de eventos para mejorarla y recuperar confianza.

Mis impresiones iniciales del iPhone 3G se retrasan un poco, espero tenerlas más temprano que tarde; por mientras AppleWeblog y Gizmología están haciendo un gran trabajo cubriendo el lanzamiento del aparato incluyendo una anotación donde Manu contesta todas las preguntas y dudas que los lectores están teniendo.

Via | http://alt1040.com/2008/07/corta-resena-de-mi-experiencia-comprando-un-iphone-3g/