steve-jobs

Parte de la preocupación por la salud de Jobs se debe a que Apple no tiene un plan de sucesión.

Según informa el diario New York Post, los temores de la industria y los inversionistas por la salud de Steve Jobs, el presidente ejecutivo de Apple Inc, no se han apaciguado un mes después que apareció dramáticamente delgado en una conferencia anual de la firma

Mientras que blogs y observadores del sector se habían preguntado si Jobs, de 53 años, sufría complicaciones por un cáncer de páncreas, o una reaparición del mismo, que le fue curado mediante cirugía hace cuatro años, Apple había dicho que combatía una “enfermedad común” y tomaba antibióticos.

Fuentes múltiples, que se habían reunido con Jobs en las semanas alrededor de la presentación del iPhone 3G, el 11 de julio, dijeron que les consternó su delgadez, indicó el New York Post en su sitio de Internet.

Apple tradicionalmente se resiste a admitir las enfermedades de su líder. Su diagnóstico de cáncer de octubre del 2003 no fue revelada hasta la remoción del tumor del páncreas, recalcó el periódico.

Reportes recientes han sugerido que la compañía había sabido de la condición de Jobs durante nueves meses antes de anunciarla públicamente, reportó el diario.

Apple no pudo ser inmediatamente contactada para hacer comentarios.

http://www.tercera.cl/contenido/27_32390_9.shtml