Seis de los principales proveedores británicos de acceso a Internet se han comprometido a participar activamente en la lucha contra la piratería, mediante la firma de un acuerdo con la industria discográfica.

En concreto, el acuerdo implica que los proveedores se comprometen a enviar notificaciones de advertencia a sus clientes sospechosos de intercambiar música ilegalmente. La medida se aplicará tanto a quienes suben como a quienes bajan música.

Con ello, los usuarios más activos de redes P2P corren el riesgo de que su velocidad de conexión sea reducida, impidiéndole, en la práctica, el intercambio de archivos pesados.

Según BBC, las compañías participantes en el acuerdo con BPI (British Phonographic Industry) son BT, Virgin, Orange, Tiscali, BSkyB y Carphone.

“Todos los grandes proveedores británicos de acceso a Internet han reconocido su responsabilidad por tomar medidas contra el intercambio ilegal que se realiza en sus redes”, comentó Geoff Taylor, director de BPI, a BBC.

El acuerdo obliga a los ISP a promover una “reducción considerable” del intercambio ilegal de música.

Las compañías participantes han firmado además un acuerdo de intenciones para desarrollar sistemas comerciales de venta de música en línea.

Taylor recalca que todos los usuarios que intercambien archivos, ya sea a gran escala o de manera aislada, estarán en la mira de la organización.

“No existe un nivel aceptable de intercambio de archivos. Es preciso pagar a los músicos, de la misma forma que todos los demás cobran”, declaró.

Fuente: BBC

Via | Diarioti.com