Microsoft no pudo llegar a su meta de ventas para su Windows Mobile en el año fiscal 2008, dijo la compañía el martes. Para el 30 de junio, cuando terminó el año fiscal, Microsoft había logrado vender más de 19 millones de licencias, menos que su meta de 20 millones.

El iPhone 3G llegó al mercado el 11 de julio, después de que terminará el año fiscal de Microsoft, y podría haber tenido un gran efecto sobre el sistema operativo móvil de Microsoft. “El iPhone 3G está causando que la gente dude,” dijo Bill Hughes, un analista para InStat. “Eso no significa que esos dos millones fueron para el iPhone.” Pero algunas personas probablemente decidieron esperar para ver lo que podía hacer la nueva versión del teléfono de Apple, dijo.

Además de el efecto del iPhone, retrasos en el primer teléfono Windows Mobile de Sony Ericsson, el Xperia, podrían haber causado impacto las ventas de Microsoft, dijo Chris Hazelton, un analista de The 451 Group. Mientras que Sony Ericsson siempre ha mantenido que el teléfono sería distribuido la segunda mitad del año, Microsoft podría haber esperado que los teléfonos empezaran a venderse en el segundo trimestre en preparación para un lanzamiento en el tercer trimestre. Pero retrasos en los envíos de Xperia significaron que Sony Ericsson no pudo cuantificar sus ventas en el año fiscal 2008.

El analista Kevin Burden de ABI Research sospecha que Microsoft sí envió el software a Sony Ericsson.

Microsoft sigue a su competidor BlackBerry e incluso a Palm en su intento de mejorar las ventas. BlackBerry encontró un éxito significativo en el Pearl para el mercado de consumo, Burden hizo notar. Mientras que Palm ha fallado en sus ventas en años recientes, también encontró un éxito sorprendente en dirigir su teléfono Centro hacia el mercado de consumo.

Microsoft continúa enfrentándose a fuerte competencia en general de parte de los aparatos BlackBerry. Durante el año fiscal que termina el 1 de marzo, Research In Motion, el fabricante de BlackBerry, vendió 14 millones de aparatos. “La competencia entre los teléfonos inteligentes empresariales será entre BlackBerry y Windows Mobile,” dijo Hughes. “El ganador puede ser cualquiera.”

Mientras que Microsoft ha estado en el mercado de teléfonos inteligentes por muchos años, el mercado de sistemas operativos para teléfonos móviles está cada vez más poblado. Además del nuevo iPhone, Microsoft pronto se enfrentará a competencia de parte de su rival Google, quien planea publicar su software para teléfonos móviles, Android, más tarde este mismo año.

Los teléfonos Android, como el iPhone, probablemente llamen más la atención del mercado de consumo que a los usuarios empresariales, los cuáles han sido la meta tradicional de Windows Mobile. Sin embargo, podría ser un problema para Microsoft. Hughes recientemente notó el incremento en el número de compañías que no indican a los empleados qué tipo de teléfonos debería usar, dejando que ellos mismos hagan sus decisiones. Este cambio podría ser buenas noticias para el iPhone, el cual permite a los usuarios recibir correo electrónico Outlook, y potencialmente, teléfonos Android. Aún así, Hughes ha advertido que según su experiencia, las compañías cambian sus políticas de compra de teléfonos de año en año, de manera que el próximo año podrían encontrar más compañías que indican que teléfonos pueden usar sus trabajadores.

Fuente: Macworld