El grupo editorial estadounidense Playboy sufrió pérdidas por importe de 2,1 millones de dólares (1,4 millones de euros) en el segundo trimestre del año, frente al beneficio neto de 1,9 millones de dólares (1,2 millones de euros) del mismo periodo de 2007, informó la compañía.

La facturación del grupo especializado en ocio para adultos alcanzó los 73,4 millones de dólares (48 millones de euros), un 14% menos, arrastrada por el descenso de las ventas en todas sus divisiones, puesto que la unidad de servicios ‘online’ y móviles facturó un 21,6% menos, mientras que la división editorial registró una caída del 9% en sus ventas.

En el conjunto de los seis primeros meses del año, la compañía creada por Hugh Hefner y actualmente dirigida por su hija, Christie Hefner, obtuvo un beneficio neto de 4,5 millones de dólares (3 millones de euros), un 61,2% menos, mientras que la cifra de negocio del grupo disminuyó un 11,2%, hasta 151,9 millones de dólares (98,5 millones de euros).

En este sentido, la presidenta y consejera delegada de la compañía, Christie Hefner admitió que las cuentas de Playboy reflejan el cambio experimentado en los hábitos de los consumidores, así como el trasvase de anunciantes a otras plataformas publicitarias, lo que ha originado un entorno complicado para los negocios editoriales y televisivos de la empresa, que se ha visto “agravado por el actual clima macroeconómico”.