android-logo

Google ha sido acusado por al menos algunos desarrolladores de hacer algunas suposiciones acerca de el atractivo de Android para los equipos de programación, quienes con la plataforma de open source puede escribir virtualmente cualquier aplicación para aparatos basados en Android al tener acceso directo al código que gobierna incluso las funciones más básicas del hardware.

Se sabe que el asunto llegó al punto clave cerca de mediados de julio, cuando Google filtró una información en la que, sin intención, indicaba había estado favoreciendo a los ganadores de un concurso de desarrolladores al entregarle versiones previas del SDK de Android, que disponían de nuevas características y solución de problemas antes que a la comunidad en general. Aquellos fuera del círculo privilegiado, entonces y ahora, han expresado frustración con el hecho de que la compañía está escogiendo a los equipos que quiere que tengan éxito el día de la inauguración.

Sin un tratamiento igualitario, Google no es sólo percibido como que está expulsando a los desarrolladores de su plataforma Android, sino que también está violando el mantra de open source que adoptó al crear el sistema operativo móvil, desterrando a muchos que podrían contribuir al proceso de desarrollo. Algunos de estos se han cambiando o han expresado interés en cambiarse al desarrollo en el iPhone como represalia.

La idea de software open source es para permitir a los que quieren adoptarlo en primera instancia que así lo hagan para ayudar a arreglar los errores o también permitir a aquellos que quieran esperar a una versión final que así lo hagan,” ice el desarrollador Casey Borders. “La clave es la elección, y Google ha quitado esa opción de desarrollo a Android como cualquier otro software cerrado.”

Se cree que incluso los proveedores y fabricantes de hardware están encontrando problemas técnicos sin importar su acceso al código. El proveedor de red celular China Mobile, que espera tener aparatos Android en su país, ha estado teniendo problemas de traducción de lenguaje con el software, mientras que el énfasis de Google en el anticipado debut de T-Mobile USA podría haber limitado los intentos de Sprint para obtener ayuda para su propia publicación.

Para aquellos sin este “primer acceso”, el kit de software más reciente de Android fue publicado a principios de marzo.

En contraste está Apple, quien impuso restricciones en qué aplicaciones podían ser desarrolladas pero ha dado a terceros acceso frecuente e igualitario a las versiones de su propio SDK de iPhone, en algunos casos entregando nuevas publicaciones con pocos días de diferencia y abriendo nuevas características al mismo tiempo.

Y para algunos desarrolladores, el incentivo para escribir para el iPhone de Apple puede ser simplemente material: Apple, incluso con su relativa experiencia con teléfonos, es visto como un veterano en el espacio móvil, mucho más que Google. Este último aun no ha visto Android en un producto, y no tiene la experiencia práctica de producir aparatos como el iPod para desarrollar una base de usuarios fuerte y vender aplicaciones de terceros.

Al final del día, los desarrolladores quieren hacer dinero,” dice el analista Robert Enderle, quien fue recientemente contratado por Dell para mejorar su inversión en los aparatos portátiles. “Así que van a desarrollar y poner recursos en una plataforma que les dé dinero.”

Google ha estado mostrando Android con una tienda de software integrada, parecida a la tienda de Apple App Store, que podría ofrecer descargas centralizadas y darle a los desarrolladores más publicidad que si ofrecieran el software por sí mismos.

La insistencia de Apple de controlar la mayor parte de las etapas de desarrollo ha mantenido a muchos desarrolladores fieles a Android, y en algunos casos empujará a los desarrolladores a escribir para Android y para iPhone, dejando experimentar al usuario con la nueva plataforma mientras se quedan con la que promete darles éxito financiero.

Sin reconocer a aquellos grupos de desarrollo que están más ansiosos por escribir para Android, se cree que Google podría estar saboteando potencialmente la muy administrada publicación al situar a algunos desarrolladores fuera de un grupo especial.

Fuente: Apple Insider