palm-treo-pro

Treo Pro, el nuevo smartphone de la compañía, tiene el sistema operativo de Microsoft, pantalla táctil, WiFi y GPS.

El fabricante de teléfonos móviles inteligentes Palm reveló su último modelo Treo basado en software de Microsoft, con el que busca competir por usuarios de negocios contra rivales como el BlackBerry de Research In Motion (RIM).

El Treo Pro será comercializado a partir de septiembre por Vodafone Group Plc y 02 en Europa, y por Telstra en Australia, informó Palm.

En Estados Unidos, Palm no tiene ningún acuerdo con alguna compañía de telecomunicaciones para vender el teléfono, pero aseguró que la demanda empresarial por teléfonos desbloqueados que pueden operar con
cualquier red está creciendo.

Lawrence Harris, analista de CL King, señaló que el precio de venta del Treo Pro en 549 dólares (alrededor de 280 mil pesos chilenos) es alto al no contar con los subsidios ofrecidos generalmente por las compañías
de telefonía para perpetuar a los suscriptores.

“Dado el precio y la ausencia del patrocinio de una empresa de telefonía en Estados Unidos, creemos que las ventas iniciales del Treo Pro serán limitadas”, anticipó Harris, agregando que sólo el 21 por ciento
de los ingresos de Palm provinieron de las ventas internacionales durante su año fiscal del 2008.

COMPETENCIA CON BLACKBERRY BOLD

El Treo Pro es el primer teléfono de Palm que incorpora WiFi, una tecnología inalámbrica de corto alcance que puede impulsar la velocidad de navegación en internet en áreas de recepción para teléfonos celulares
y GPS.

Palm dijo que el uso del software Windows Mobile 6.1 de Microsoft le ayudaría a competir contra la BlackBerry Bold de RIM, un teléfono de alta velocidad que sale a la venta en Canadá esta semana y que se espera que sea estrenado en Estados Unidos más adelante en este año.

“Escogimos asociarnos con Microsoft para competir eficazmente con RIM”, acotó el ejecutivo de Palm, Brodie Keast, que añadió que hay suficiente mercado para que ambas compañías crezcan en el mercado
de los teléfonos inteligentes.

“Pese al crecimiento en este mercado, el 90 por ciento del mercado no posee un teléfono inteligente. No tiene sentido pelear por el 10 por ciento”, aconsejó Keast durante una conferencia telefónica. “Queremos
estar al alcance de la gente que no tiene un teléfono inteligente, no de la gente que ya ama a RIM”, precisó.

Keast ahondó en que es probable que en el futuro una mayor cantidad de dispositivos de Palm incluyan WiFi, ya que existe una demanda creciente por conectividad alternativa en áreas donde la recepción telefónica es débil, o cuando los usuarios quieren mayores velocidades para descargar archivos de gran
tamaño.