The Wall Street Journal dijo que el buscador negoció con los proveedores de internet.

El gigante de la web reiteró su compromiso con la neutralidad de la red.

Google negó este lunes haber intentado mejorar la velocidad de conexión de sus sitios en desmedro de otros y rechazó un artículo del diario The Wall Street Journal sobre el asunto, calificándolo de “confuso”.

Citando fuentes no identificadas, el diario dijo que Google había estado en conversaciones con importantes compañías de cable y telefonía acerca obtener un tratamiento preferencial para tránsito informático hacia y desde sus sitios.

Eso estaría en conflicto con el principio de neutralidad de la internet, bajo el cual los proveedores deben dar el mismo tratamiento al tráfico de cualquier parte.

La Comisión Federal de Comunicaciones (FCC) expresó su apoyo al principio y previamente este año sancionó a Comcast por demorar algunos tipos de transferencias de archivos en la red.

Richard Whitt, abogado de Google, escribió en un blog este lunes que el reportaje del Wall Street Journal al parecer se basa en un malentendido sobre la oferta de la compañía de colocar los llamados “edge servers” dentro de las redes de proveedores de internet.

Cuando los subscriptores solicitan contenido de Google, éste puede transmitirse desde los servidores locales en lugar de hacerlo desde los servidores centrales del buscador, lo que reduce el volumen de tránsito en la red y acelera el tiempo de respuesta.

El sistema es empleado ampliamente por otras compañías, como Akamai y Limelight Networks, que actúan como “edge servers” por contrato. No se considera que esos servidores violen la neutralidad de la internet.

“Google continúa comprometida con el principio de neutralidad de la internet y seguiremos trabajando con las autoridades especializadas en los años próximos para mantener la internet libre y abierta“, escribió Whitt en su blog.