television-digital-por-celular

El formato ISDB-T debutó hace seis años en Brasil. Pablo Bello explicó las ventajas del estándar.

Con el anuncio de este lunes sobre la norma ISDB-T, Chile ingresó a un club minoritario en el mundo, pero muy popular en Sudamérica: El de las naciones que adoptaron la norma japonesa de TV digital.

Además del país asiático, Brasil abrazó esta tecnología durante 2006, modificándola según sus necesidades; pero pese a que lleva tres años de funcionamiento, muchas ciudades de esa nación todavía no cuentan con recepción de TV digital.

Durante este año, Perú, Venezuela y, recientemente, Argentina anunciaron su decisión de seguir el camino nipón a la brasileña en vez de escoger la norma estadounidense o la europea. Además, Ecuador, Bolivia y Paraguay se encuentran en etapas experimentales.

¿Por qué Chile tomó esta decisión?

El subsecretario de Telecomunicaciones, Pablo Bello, la explicó en su cuenta de Twitter: “1. La más avanzada del mundo (MPEG4) / 2. Mejor recepción en nuestras condiciones geográficas / 3. señal a celulares / 4. Mismo precio”.

En cuanto a un argumento que atañe directamente a los telespectadores, Bello explicó que “ISDB-T demostró tener mejor recepción indoor (puertas adentro) que las otra opciones”.

“Cuando se apruebe la ley iniciaremos la transición. A partir de allí ocho años de simulcasting (convivencia de la señal análoga y la digital). Nadie está obligado a cambiar TV o comprar decodificador”, enfatizó.

Ventajas y desventajas

Para entender mejor porqué nuestro país escogió la ISDB-T, aquí enumeramos algunas de sus principales características.

  1. Transmisión de un canal de alta definición (HDTV) y otro para teléfonos móviles dentro de un ancho de banda de seis MHz.
  2. La versión brasileña, conocida como ISDB-Tb, utiliza el códec de video H.264/MPEG-4 AVC, más avanzado que la versión original, que emplea el MPEG2.
  3. Entrega servicios interactivos con transmisión de datos, como juegos o compras, vía línea telefónica o internet de banda ancha.
  4. Posibilita la recepción de HDTV en vehículos a más de 100 kilómetros por hora, desde hace varios años, mientras que sus competidoras recién se están aventurando en esta tecnología.
  5. Por último, el precio de los decodificadores no debería ser tan elevado, ya que éstos se fabrican en la zona franca de Manaus, Brasil. Sin embargo, una de las principales críticas es que los adaptadores todavía son muy caros para el mercado local.

Fuente: Cooperativa.cl