chile-norma-japonesa-tv

Más canales y con mejor calidad de recepción, la posibilidad de recibir la señal abierta a través de celulares y la cooperación técnica de Japón fueron las razones para que luego de 9 años de espera, Chile tenga la misma norma de TV digital terrestre que Perú, Argentina y Brasil. Expertos dicen que es la mejor elección y el mercado ya espera una baja en el precio de los televisores.

Tras una serie de anuncios y postergaciones, múltiples estudios y 33 meses desde el plazo original fijado por la Presidenta Bachelet, el gobierno finalmente se decidió por una norma para televisión digital terrestre (TVDT), convirtiendo a Chile en el cuarto país de América Latina en elegir la norma ISDB-T (con MPEG4), creada en Japón, adaptada y usada por Brasil y que ya ha sido acogida por Argentina y Perú.

Más canales, con una mejor calidad de recepción en una compleja realidad geográfica y la posibilidad de recepcionar la señal gratis a través de celulares, fueron las razones que dejaron en el camino a las opciones estadounidense (ATSC) y europea (DVB-T), explicó el gobierno.

Según la Presidenta Michelle Bachelet, se tomó en cuenta “la disponibilidad de equipos compatibles con el legado analógico chileno que permitieran alta definición y, por cierto, garantizar el menor costo posible para los usuarios”.

“La transición a la televisión digital es aún más importante que el paso del blanco y negro al color”, dijo el subsecretario de Telecomunicaciones, Pablo Bello. Significará un aumento sustancial de la oferta disponible, “habrá más canales de todo tipo, permitirá además que más personas puedan crear sus propios canales y programas para así comunicarse con el resto del país y del mundo”, señaló la Mandataria.

Y es que en teoría, el paso a la televisión digital garantizaría al menos 180 señales de televisión en calidad estándar (60 en alta definición), aunque en la práctica serán mucho menos. “Desde el punto de vista técnico, hay más espacio para más canales y dentro de cada uno ahora hay más señales. Cuántas se van a desarrollar en la práctica depende de la ley”, explica Bello. La misma normativa obliga que al menos un 40% de esas señales estén reservadas para canales regionales, comunitarios, educativos y culturales.

Vladimir Marianov, jefe del departamento de ingeniería eléctrica de la Universidad Católica y gerente de la división Ingeniería Eléctrica del Dictuc -que participó de los análisis con las tres normas- explica que la cantidad de canales dependerá del espacio que se utilizará para cada uno, “en el espacio que transmite ahora un canal podrían transmitir hasta ocho. Hay una disponibilidad bastante grande, porque estas señales son por ciudad. Hay posibilidades técnicas para que transmita mucho más gente, pero el asunto es que cómo se financia”, señala.

Asunto que el gobierno ya ha considerado, pues la norma japonesa ofrece en su paquete un programa de cooperación, tanto técnica como financiera, que podría ayudar a los canales, considerados inviables comercialmente, a entrar a la pelea.

“El proyecto de ley contempla que haya subsidios a los canales que no tienen viabilidad comercial, que son aprobados por el CNTV, pero adicionalmente, y a propósito de la norma, hay un programa de cooperación que se va a realizar con el gobierno japonés y brasileño que también va a significar un apoyo en el desarrollo de estos canales”, aseguró el ministro de Transportes y Telecomunicaciones, René Cortázar, aunque sin especificar cuáles serían los montos.

La ley permite, además, que los canales tengan la posibilidad de entrar al sistema a través de intermediarios, empresas que siendo dueños de su espacio de 6Mhz de espectro, cobren una especie de “peaje” para que otros lo puedan utilizar. Con todo, los canales pequeños tendrán la posibilidad de acceder a financiamiento tanto para comprar sus propios transmisores, como para pagar un peaje por utilizar intermediarios.

2010-2018

Aún con norma de TVDT, el proceso de transición quedará en stand by hasta que se termine de aprobar la ley en el Congreso, donde la discusión comenzó hace apenas dos meses, a pesar de que el proyecto fue enviado en noviembre de 2008.

Según explicó Cortázar, una vez aprobada la ley deberían pasar entre 8 y 10 años antes de que se produzca el apagón analógico. Hasta entonces, los chilenos podrán seguir recibiendo la señal análoga, mientras adquieren un nuevo televisor con la norma incorporada o, en su defecto, un decodificador, que en la actualidad bordea los 22.000 pesos, pero que en una década sería mucho más barato.

En el ministerio confían en que los precios de los televisores no deberían ser muy diferentes a los que actualmente están en el mercado, pues la norma sólo es un chip que se le incorpora al televisor.

isdb-t-caracteristicas

¿QUÉ NECESITAREMOS PARA VER TV DIGITAL?

  • En el corto plazo, nada. Porque según explicó el ministro Cortázar, se espera que la televisión digital empiece a operar durante el próximo año, pero la señal analógica no se cortará hasta al menos ocho años más.
  • Recién en 2017 -año en que se efectuaría el apagón de la TV análoga- habría que empezar a preocuparse por tener un decodificador para la televisión digital. Hasta esa fecha, podrá seguir viendo TV abierta, con la misma oferta de programas sin necesidad de comprar ni instalar nada adicional.
  • Si antes de eso quiere recibir la señal digital, podrán hacerlo en su televisor de siempre al conectar un decodificador, aparato que se encargará de convertir la señal y hacerla visible para los televisores analógicos, o comprar un televisor que traiga la norma incorporada, que cuando lleguen a Chile, deberían tener costos similares a los de los televisores que actualmente están en el mercado.
  • ¿Y qué pasa con los modernos plasmas y LCD? Lo mismo. Hasta ahora, ningún televisor vendido en Chile tiene incorporada la norma japonesa. No importa cuán moderno sea o si puede reproducir imágenes en alta definición, no podrá recibir la señal digital abierta si no tiene un decodificador.
  • ¿Cuánto costará el decodificador? En Brasil se pueden encontrar decodificadores desde los 150 reales, unos 40 mil pesos, aunque el ministro Cortázar dijo que los hay por unos 22 mil pesos. Los más caros pueden llegar a costar más de mil reales (300 mil pesos chilenos).
  • ¿Qué pasa con la TV por cable? Todo esto es para quienes reciben televisión por antena, porque para quienes ya tienen un decodificador por el que ven televisión por cable, el problema de la conversión ya está resuelto, y dependiendo del tipo de decodificador que tengan, podrán disfrutar la televisión digital sin la necesidad de hacer ningún cambio.
  • ¿Me compro un televisor nuevo? Según Sergio Olavarría, director del departamento de Ingeniería Eléctrica de la USM, pronto deberían bajar los precios de estos equipos para deshacerse del stock. Usted puede usarlo por ocho años -sin decofificador y sólo accediendo a TV análoga- o comprarse un adaptador a partir del próximo año, si es que quiere ver televisión digital abierta.

Fuente: Valor-Futuro /UTFSM

AÚN NO HAY CELULARES EN CHILE

Antes de que los canales comiencen sus transmisiones demostrativas, hoy en dependencias de la Cancillería, la Subtel ofrecerá una demostración de cómo funciona la norma de televisión digital, en televisores y celulares capaces de recibir la señal.

Para que un celular pueda recibir la señal de televisión digital, primero debe estar disponible la norma de TVDT en el país, porque es una parte de su espectro la que permite la transmisión. En segundo lugar, debe tener incorporado un televisor con sintonizador digital, lo que ninguno de los equipos en Chile posee aún.

“En la actualidad, en Chile no existen celulares que puedan operar con esta tecnología bajo la norma japonesa. A nivel mundial, tendremos que esperar para ver si a futuro los fabricantes desarrollan teléfonos compatibles con esta tecnología que operen en las bandas 1.900 y 850 MHz que existen en nuestro país y próximamente en 1.700 y 2.100 MHz, cuando éstas nuevas bandas entren en operación”. Carlos Rodríguez, gerente de productos y servicios de Entel PCS.

En Samsung y LG, en tanto, si bien explican que aún no hay fecha de lanzamiento de dichos equipos en el país, acaban de lanzar modelos compatibles con la norma en Brasil, los que podrían llegar al país el año próximo.

Fuente: lanacion.cl