trafico-informacion-isapres-farmacias

El presunto convenio involucra a las isapres Banmédica y Vida Tres y las farmacias Cruz Verde, dijo el parlamentario, quien recalcó que estas irregularidades ya están siendo investigadas por la Superintendencia de Salud en el marco de la indagatoria por filtración de antecedentes médicos.

El diputado DC Gabriel Silber señaló este miércoles que solicitará la comparecencia de las más altas autoridades de Salud en el Congreso, luego que se revelara la existencia de un convenio entre dos isapres y una cadena de farmacias para traficar información confidencial de los afiliados, en relación a la compra de medicamentos y las patologías que los afectan.

El presunto convenio involucra a las isapres Banmédica y Vida Tres y las farmacias Cruz Verde, dijo el parlamentario, quien recalcó que estas irregularidades ya están siendo investigadas por la Superintendencia de Salud en el marco de la indagatoria por filtración de antecedentes médicos. Sin embargo, además de la información de medicamentos que considera el Plan AUGE -como argumentaron en su momento las farmacias-, se estarían entregando datos sobre otros remedios que consumen los afiliados.

Por ello, Silber anunció que citarán a la Comisión de Salud de la Cámara -instancia que integra- al ministro de Salud Álvaro Erazo y al superintendente de Salud Manuel Inostroza, para que expliquen como se controla la reserva de esta información.

“Es una política instalada por la industria farmacéutica, que se comercialice con los datos de todos los chilenos”, reclamó. “La ley de protección de la vida privada indica que los datos personales deben utilizarse sólo para los fines para los que se solicitaron, en este caso, para entregar el beneficio de salud”, indicó.

El documento que deja en evidencia el convenio denunciado forma parte del expediente de un recurso de protección interpuesto por la abogada Verónica Sánchez, cuyo caso dio inicio a las investigaciones. Según denunció en su oportunidad, al concurrir a comprar un medicamento a la farmacia se percató que el dependiente tenía toda la información de su ficha clínica, la que era usada para ofrecerle otros productos.

Según detalles del documento revelados este miércoles por La Tercera, Cruz Verde se comprometía a entregar mensualmente a las dos isapres información sobre “uso de medicamentos por patología en unidades y pesos; medicamentos usados por beneficiarios en unidades y pesos; costos de los beneficiarios; distribución geográfica del consumo en unidades y pesos; beneficiarios que más utilizan medicamentos en unidades y pesos, y las tendencias de consumo”, datos que son calificados en el mismo texto como confidenciales y que “ninguna de las partes podrá divulgar su contenido sin la autorización de la otra”.

Pese a que las instituciones ya habían argumentado que se trataba de información necesaria para entregar los beneficios del plan AUGE, la denuncia de Silber afirma que se incluyen además datos de medicamentos no contemplados en el plan de salud.

La revelación de estos nuevos antecedentes llevó también al senador DC Jorge Pizarro a insistir en la necesidad de que el Gobierno respalde el proyecto de reforma constitucional “que consagra en la Carta Fundamental el resguardo y protección de los datos personales”.

“No es posible que se vulneren los derechos de las personas”, sentenció.

El proyecto está en la Comisión de Constitución del Senado y establece que “toda persona tiene derecho a controlar la información que le concierne, de modo de obtener un adecuado resguardo a sus derechos fundamentales”.