redes-4g

Las nuevas tecnologías inalámbricas prometen revolucionar las comunicaciones, e incrementar las velocidades de transmisión de datos de forma importante.

Las tecnologías avanzan a un ritmo impresionante, y así como llegan, pueden quedar osboletas rápidamente. En telefonía móvil y en general, comunicaciones inalámbricas, las tecnologías de tercera generación (el popular 3G) son lo más avanzado en este minuto, y a pesar de que recién terminan su etapa de introducción a nivel nacional, algunos ya piensan en lo que viene: la cuarta generación o 4G.

Pero hay una concepción equivocada de que 4G está a muy cerca, y que a principios de 2010 llegará a nuestras vidas, según Héctor Marín, director de desarrollo de negocios de Qualcomm para Latinoamérica y el Caribe.

 

“De repente el tema 4G se ha puesto muy de moda porque lo tenemos a la vuelta de la esquina, cuando la verdad es que el estándar va a estar completo durante el año 2011”, afirma.

 

Esto porque quien define qué es 3G o 4G es la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT). Según explica Marín, ya están trazados los objetivos para 4G, y ahora se están presentando las técnicas que se podrían usar para definir e implementarla. La presentación de candidatos termina en 2010 y de ahí en adelante se empieza a trabajar con ellas.

 

Todo esto implica que todavía falta un buen trayecto para definir qué va a ser 4G y posteriormente vendrán las primeras implementaciones, los sistemas de prueba, para después masificar la tecnología.

 

“Todavía nos falta mucho. Evidentemente nos hemos puesto de acuerdo (la industria) en muchas cosas como cuáles son los requerimientos. Por ejemplo, que debemos que reducir los retardos para poder incorporar los servicios de voz sobre IP en estas redes”, explica.

 

4G: Más datos y velocidad

 

Pero, ¿qué es la tecnología de cuarta generación? Si bien todavía no está del todo claro, ya hay algunas luces de qué es lo que se quiere lograr. La tecnología LTE (Long Term Evolution) es considerada 4G, al igual que una WiMax diferente al que se usa en la actualidad.

 

Con estas tecnologías, lo que se quiere es lograr la convergencia absoluta entre diferentes dispositivos, todo sobre la base de la conectividad inalámbrica. El camino ya empezó con 3G, pero se quiere consolidar con 4G.

 

Porque cada tecnología continúa lo que hace la anterior, e integra nuevas características. La de primera generación, permitía transmitir voz, la segunda, voz y también enviar mensajes de texto, fotos o identificar las llamadas. 3G suma todo eso, y además agrega la posibilidad de enviar paquetes de datos más grandes, como los necesarios para conectarse a Internet.

 

Ahora, las velocidades con las que puede transmitir esos datos la tecnología 3G, por ejemplo, es variable, y puede ir avanzando. De ahí que se describa como 3.5G o incluso 3.7G, aunque son denominaciones sólo comerciales.

 

En las tecnologías de cuarta generación, se espera que esas velocidades sean aún mayores, y permitan utilizar la red para enviar más datos. “Todo va a estar basado en IP”, dice Erasmo Rojas, director para Latinoamérica y el Caribe de 3G Américas.

 

“Con 3G ya puedes bajar música, o ver videos, pero es muy lento, son muy pesados y se congestiona la red. Con 4G eso no va a pasar, se podrá hacer sin problemas”, asegura.

 

Héctor Marín agrega que las altas velocidades, que superarán por mucho las actuales por varios mbps, permitirán por ejemplo, hablar fluidamente utilizando VoIP. Pero más allá, se piensa en aplicaciones de tiempo real, noticias con videos en HD, texto, audio y fotos, por ejemplo.

 

Se espera que “las primeras aplicaciones 4G van a ser desde computadores, desde tu auto, donde se podría instalar un terminal 4G para comunicarte con tu oficina, por ejemplo. Después vendrán smartphones 4G”, según la visión de Rojas.

 

El ejecutivo coincide con la visión de Marín con que falta un buen rato para que llegue la nueva tecnología, sobre todo a nivel de usuario, donde tardaría un par de años. “El 2010 creemos que vamos a ver pruebas de LTE en América Latina, pero como experimento. En 2011 vamos a ver aplicaciones comerciales. Porque el problema de la tecnología es que hay que tener los terminales listos, sino, no pasa nada. Hay que ver que algunos mercados ya lo tengan y se genere una economía de escala”.

 

“Falta mucho para llegar a la 4G. Primero hay que definirla y después crear los aparatos”, agrega Marín. Por ahora, sólo queda disfrutar la 3G, que todavía tiene para rato y muchas cosas por entregar. 

Fuente: emol.com