diputado-gonzalo-arenas-udi

“La Sociedad Chilena del Derecho de Autor quiere que le llegue más plata, las disqueras quieren que les llegue más plata y lo que quieren hacer es taponear internet para efectivamente, según ellos, recuperar esas ganancias que están dejando de recibir”, dice el diputado Arenas.

Septiembre 29. Como “un problema de platas” calificó el diputado de la UDI, Gonzalo Arenas, la polémica sobre el proyecto que modifica la Ley sobre propiedad intelectual y que plantea serios cambios en el área de internet.

El gobierno calificó dicha iniciativa como “urgente” y busca entre otras cosas, permitir legalmente a las empresas proveedoras de internet cortar la conexión a los usuarios chilenos que suban archivos en la red (música, películas, juegos, etc.), además de cerrar páginas web “sospechosas” de facilitar descargas, tanto nacionales como internacionales.


Según Arenas, “si bien es una buena Ley, tiene deficiencias graves y que en el fondo atentan contra la libertad de navegación en internet, específicamente al entregarles a los ISP (Internet Service Provider o proveedor de servicios de internet, en español) la facultad de poder bloquear accesos o bajar contenidos de sitios que ellos a su sólo juicio consideren que atentan presunta o aparentemente en contra de la Ley del derecho de autor y todo eso exceptuándolos de cualquier tipo de responsabilidad por los daños causados”.

En ese sentido, destaca que “ese es el principal problema (de la Ley), porque es una facultad muy amplia y en el fondo lo que va hacer es una verdadera cacería de brujas en contra de todos los usuarios de internet porque no discrimina lo que es compartir con lo que es realmente piratería”.

En efecto, pues las proveedoras de servicios de internet podrán controlar, filtrar, cortar o suspender los servicios contratados por los usuarios si se aprueban las modificaciones a la Ley, lo cual eventualmente, según han criticado algunos detractores de la iniciativa, podría vulnerar los derechos de los consumidores.

Y es que para los críticos de esta Ley, la “piratería” se entiende como el querer sacar algún provecho económico de las copias, a la diferencia de compartir, pues esta práctica no sería una explotación comercial de las copias, sino que al contrario, un acceso libre e igualitario a la cultura.

Mientras en la propia internet se generan grupos en contra de las modificaciones a la Ley de propiedad intelectual, Arenas cree que el proyecto puede pasar a comisión Mixta para un análisis más exhaustivo.

“Hemos iniciado una campaña que ya ha juntado más de 30 mil adherentes y hemos tapado de mails a todos los diputados… no sé como saldrá, pero espero se rechace le proyecto para que pase a comisión Mixta y se vea más en profundidad el tema de internet”, dijo Arenas.

Sin embargo, las empresas interesadas en sacar adelante la Ley no son pocas. Según dice Arenas, “las empresas relacionadas con la Sociedad Chilena del Derecho de Autor están interesadas en que se apruebe (la Ley), porque en el fondo va a ser una fuente de ganancias importantes”.

En ese sentido, insiste en que “es un problema de platas. La Sociedad Chilena del Derecho de Autor quiere que le llegue más plata, las disqueras quieren que les llegue más plata y lo que quieren hacer es taponear internet para efectivamente, según ellos, recuperar esas ganancias que están dejando de recibir”.