Cuentas en Twitter, Facebook, página web, portadas de diario, fotos y apariciones en televisión, adornan la existencia del conocido octópodo.

Cientos de miles de personas fueron las que este viernes estuvieron atento de su último vaticinio: España será el campeón del mundo. Y es que tal es la fama alcanzada por el pulpo “Paul”, que cada uno de sus augurios se ha convertido en tema. Y cómo no, si en la víspera acertó al ganador de los cinco partidos disputados por Alemania en el Mundial.


Cuentas en Twitter, Facebook, página web, transmisiones en vivo, portadas de diario y decenas de fotografías son las que adornan la existencia del octópodo, nacido hace dos años y medio en Weymouth, Inglaterra.

“Paul”, que actualmente vive en el “Sea Life de Oberhausen”, Alemania, dio un “golpe a la cátedra” con su último presagio: España pasaba a la final. ¿Resultado? Los dirigidos por Vicente del Bosque despacharon al elenco germano y enfrentarán a Holanda por el título.

¿Pero cómo da sus vaticinios? En la pecera en que permanece, su dueño pone dos recipientes con comida en su interior -carne de ostras- y encima sitúa las banderas de las selecciones que juegan. Tras un breve lapso, elige una caja que representa su pronóstico.

A pesar de que ya lleva cinco aciertos en la máxima cita del fútbol planetario, el pulpo registra una equivocación: la final de la Eurocopa 2008. Aquí presagió que Alemania sería el campeón a costa de España, y fue al revés. Sin embargo, a favor suyo está el que en dicho torneo adivinó los cuatro partidos previos de la “Mannschaft” ante Polonia, Portugal, Turquía y Croacia.

Así, la popularidad de “Paul” ha traspasado fronteras, incluso llegando hasta la política internacional. Esto, luego que la ministra de Medio Ambiente de España, Elena Espinosa, anunciara entre risas que pedirá que se active la veda de “Paul”, “para que no se lo coman los alemanes”.

De igual modo, hay grupos internacionales a favor del cuidado animal, como PETA, que piden la liberación del cefalópodo, u otros que en Facebook proponen su muerte si falla en sus predicciones.

¿Y su lado sentimental? Como todo personaje conocido, no podía faltar este tópico. Y fue su cuidadora Anna Porthmann, quien contó que “Paul” está “soltero”, “no tiene hijos” y que de momento no tienen ofertas, ni planes futuros para él.

Fuente: http://www.emol.com