La joven, que se hizo famosa gracias a su teléfono celular durante el reciente Mundial de Sudáfrica, había lanzado internacionalmente su carrera de celebridad. Los ladrones le sustrajeron el aparato móvil.

La modelo paraguaya Larissa Riquelme, que se hizo conocida durante el Mundial de fútbol por sus osados atuendos y comentarios, fue asaltada este fin de semana en Rio de Janeiro, adonde firmó contrato con la revista para adultos Playboy, informó este lunes la prensa local.

La exuberante modelo fue asaltada por dos hombres armados el domingo después del mediodía en la avenida costera de la famosa playa de Ipanema, en la turística zona sur, cuando paseaba junto a su novio, la hermana y una amiga.

El teléfono fue un mal augurio

Los criminales les robaron su teléfono celular, dos cámaras de fotos digitales y documentos. El mismísimo aparato que la paraguaya guardaba en una zona privada durante sus apariciones en Sudáfrica y que llamaron la atención de los reporteros gráficos de todo el mundo.

La paraguaya pidió auxilio a gritos hasta que llegaron agentes policiales que le pidieron registrar su denuncia en una Comisaría especial de atención al turista, pero la joven no quiso hacerlo.

Durante el Mundial, Riquelme se hizo conocida al prometer que posaría desnuda si la selección paraguaya ganaba el cetro. Si bien esto no ocurrió, la joven acabó cumpliendo lo dicho.

Este lunes, la Agencia O Dia carioca informó que la modelo llegó a un acuerdo para posar desnuda en la edición brasileña de la revista adulta Playboy.

Riquelme llegó a la “Ciudad Maravillosa” el jueves para difundir un ensayo de fotos sensuales para la revista adulta Paparazzo y participar en un programa de la televisión Globo.