Se trata de un mail que proviene suspuestamente desde el diario peruano El Comercio. La grabación viene con un mensaje que asegura que la modelo paraguaya “fue captada por una cámara de seguridad teniendo intimidad con un futbolista peruano”.

Un supuesto video sexual de la modelo paraguaya Larissa Riquelme con un futbolista que circula por la red esconde en realidad un nocivo virus o troyano que infectará la computadora de todo aquél que se lo descargue, alertó hoy la web del diario peruano El Comercio.

Con el objetivo de tener credibilidad y engañar al receptor, el malicioso correo llega procedente de la dirección noticias@comercio.com.pe, tratando de pasar así como un mensaje de la edición electrónica del diario peruano anteriormente mencionado.

“La modelo paraguaya Larissa Riquelme, conocida como “La novia del mundial”, fue captada por una cámara de seguridad teniendo intimidad con un futbolista peruano en un hotel miraflorino que ha resultado toda una sorpresa para muchos”

,reza el cuerpo del mensaje que viene con el video.

A continuación, el correo ofrece al lector una dirección de internet sobre la que pinchar y que aparentemente corresponde a un enlace de la web de El Comercio.

Este medio peruano utiliza la propia noticia para advertir a sus usuarios de que su empresa “no envía ningún tipo de mensajes sobre noticias a sus lectores”.

“Con seguridad estos correos son spam”, por lo que la verdadera web recomienda a sus lectores borrar el mensaje en el momento de recibirlo.

La modelo paraguaya Larissa Riquelme, que saltó a la fama por las fotografías en las que alentaba por su selección durante el Mundial Sudáfrica 2010, se encuentra actualmente de gira por Sudamérica tras ser contratada como imagen de una conocida embotelladora de cerveza brasileña.

Como parte de esta gira, el domingo participó en Lima en el popular desfile que una empresa de supermercados realiza cada año por la celebración de Fiestas Patrias y tras ello fue entrevistada por el conocido escritor y “showman” Jaime Bayly, a quien llegó a insinuarle la posibilidad de mantener relaciones sexuales en el mismo plató.