Computadores portátiles hacen que las personas adopten vicios posturales. Esto se debe al tamaño de sus teclas y el peso del aparato.

El aumento de los computadores portátiles, notebooks o netbooks produjo un mayor número de personas que consultan por molestias cervicales, según informaron especialistas en Argentina.

Esto se debe a las dimensiones del notebook, donde el tamaño de sus teclas y el peso del aparato obligan al cuerpo a adoptar posiciones poco habituales, lo que termina por transformarse en dolores musculares, contracturas cervicales, lesiones en los hombros, cuello y muñecas.

A diferencia de los computadores de escritorio, que se encuentran fijos en un lugar, los notebooks se llevan al lugar que las personas quieren, produciendo vicios posturales que a largo plazo desarrollan problemas estructurales de la columna y articulaciones.

Otro inconveniente de este aparato es que al no separar el monitor del teclado, no permite hacer los ajustes necesarios del cuerpo, lo que se traduce en una variada sintomatología como dolores de espalda, cuello y articulaciones.