El proyecto busca manipular el flujo de la luz a través de nanotecnología. Hasta hoy, las “capas de invisibilidad” sólo eran aplicables en dos dimensiones.

Un proyecto financiado por la Comisión Europea (CE) abre la vía a la invisibilidad tridimensional tras conseguir manipular el flujo de la luz mediante la nanotecnología, la tecnología de los materiales y de las estructuras, informó el Ejecutivo comunitario.

En el Imagenproyecto -que también servirá de transmisor para aplicaciones potenciales en lentes y circuitos ópticos- participaron científicos de Alemania, Grecia, Turquía y el Reino Unido, destacó la Comisión en un comunicado.

Aunque actualmente sólo pueden taparse objetos de tamaño submilimétrico, el proyecto aportó una “prueba del principio” esencial en el camino hacia formas de manipulación de las propiedades ópticas de los materiales que hasta ahora se consideraban imposibles, apuntó.

La vicepresidenta de la CE y responsable de la Agenda Digital europea, Neelie Kroes, dejó constancia en la nota de su “admiración” por el “ingenio de los investigadores europeos”.

Cómo volverse invisible

La denominada “capa de invisibilidad” está compuesta por “varillas diminutas de pocos centenares de nanómetros de anchura organizadas en una estructura parecida a una pila de leña”, aclara la CE, y añade que dichas varillas se disponen “cuidadosamente” para que puedan “desviar parcialmente” las ondas de luz.

Hasta hoy, estas “capas de invisibilidad” sólo eran aplicables en dos dimensiones, lo que significa que el objeto oculto era invisible cuando el observador trataba de verlo de frente, aunque cobraba visibilidad cuando éste miraba por los laterales.

Gracias a este estudio, se podrá crear un dispositivo que otorgue a un objeto el estado de invisibilidad en tres dimensiones.

Esta investigación podría encontrar aplicaciones futuras en el desarrollo de componentes ópticos nuevos, como por ejemplo lentes perfectas, dispositivos de almacenamiento de luz y componentes de aplicación en láseres y optoelectrónica, tales como moduladores y aislantes.