carlos-slim-telmex-claro

Carlos Slim contra las cuerdas ...

En los últimos meses, reguladores y tribunales dispararon una serie de resoluciones que incluyen millonarias multas y reducciones tarifas, que afectan sobre todo a Telcel -la unidad local de América Móvil- con 70% del mercado celular de México.

México le está apretando las tuercas al imperio de telecomunicaciones del magnate Carlos Slim con decisiones que buscan acotar su prolongada dominancia en el sector, y que incluso podrían afectar su desempeño en el corto plazo, según analistas.

En los últimos meses, reguladores y tribunales dispararon una serie de resoluciones que incluyen millonarias multas y reducciones tarifas, que afectan sobre todo a Telcel -la unidad local de América Móvil- con un 70% del mercado celular de México.

La autoridad antimonopolios, la CFC, le ordenó en abril a Telcel pagar una multa de más de US$1.000 millones -cerca de 10% de sus ventas anuales- por aplicar altas tarifas de interconexión que supuestamente impiden a sus competidoras ofrecer precios más bajos a sus clientes.

“Este paso de multar a Telcel es un paso enorme y has escuchado a reguladores hablando también de otras multas o hallazgos en camino (…) eso es una tonelada de presión”, dijo Shannon O’Neill, especialista en Latinoamérica del centro de estudios Council of Foreign Relations.

En otro revés para la mayor telefónica mexicana, el regulador de las telecomunicaciones, la Cofetel, resolvió recientemente a favor de bajar las tarifas de interconexión en varias disputas entre Telcel y otras firmas.

Y la Suprema Corte decidió la semana pasada que las telefónicas no pueden ampararse para seguir cobrando tarifas consideradas altas mientras resuelven disputas de interconexión en los tribunales, un recurso frecuente de las firmas de Slim en un sector conocido por sus prolongados litigios.

Telcel ofreció el año pasado al mercado una tarifa de interconexión de 0.95 pesos por minuto. Pero las resoluciones de Cofetel han fijado una tarifa de menos de la mitad en varias de las disputas más recientes.

Por si fuera poco, el Congreso aprobó en abril reformas que endurecieron los castigos contra empresas que incurran en prácticas monopólicas, y que incluyen hasta penas de cárcel, algo que podría afectar al ex monopolio estatal de telefonía fija Telmex, también en manos de Slim.

“Hoy lo que se está es avanzando en apretar las tuercas regulatorias, para ordenar (…) a este par de empresas (Telcel y Telmex) que han sido desmedidamente influyentes”, dijo Ernesto Piedras, director de la consultoría The Competitive Intelligence Unit.

¿Impacto en los resultado? América Móvil rechazó la multa del regulador alegando que las tarifas de interconexión son normalmente negociadas con sus competidores, y dijo que podría apelarla.

“Si yo pudiera imponer las tarifas de interconexión pues no habría desacuerdos de interconexión”, dijo a Reuters en abril Alejandro Cantú, director jurídico de América Móvil, luego de darse a conocer la multa de la CFC.

Algunos analistas creen que los ingresos de América Móvil podrían verse afectados por las bajas en las tarifas de interconexión y la presión regulatoria.

“Creemos que AMX (América Móvil) podría potencialmente ver menores tarifas de terminación móvil en dos frentes: primero, el impacto de una reducción de precios en una de las fuentes de ventas de AMX, y segundo, el impacto en la competencia dentro de la industria”, dijo el banco Santander en un reporte.

Banamex, del estadounidense Citigroup, calculó que si se mantienen las bajas a las tarifas de interconexión podría haber “un impacto del 4% en el EBITDA (utilidades antes de intereses, impuestos, depreciación y amortización) de los servicios móviles de América Móvil”.

Las acciones de América Móvil en México llegaron a bajar cerca de un 11 por ciento desde que se dio a conocer la multa de la CFC a mediados de abril.

Buscando mayor competencia. A pesar de todo, funcionarios mexicanos niegan que las autoridades apunten específicamente a Slim o a sus empresas.

El presidente del regulador de las telecomunicaciones, Mony de Swaan, dijo a Reuters que el Gobierno puso sobre la mesa una lista de iniciativas que buscan un mercado más competitivo.

“Si como resultado de ello una empresa se ve más afectada que otra, no es más que el resultado de su posición de mercado”, sostuvo.

Slim suele defender a sus empresas diciendo que si son más grandes es porque invierten más que sus competidores, y se queja de que sus rivales quieren enlazarse a su red a precios de ganga sin haber invertido en infraestructura.

Juan Pardinas, director del Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO) elogió las decisiones del Gobierno.

“Lo que hemos visto en las últimas semanas en México es un concierto de los poderes -aquí me refiero con esto al poder Judicial, el poder Ejecutivo y el Congreso- tomando decisiones que favorecen a la competencia y al consumidor”, sostuvo.

Ahora con la nueva ley de competencia, las empresas dominantes podrían estar más inclinadas a reconsiderar prácticas de negocios anticompetitivas, comentó O’Neill del Council of Foreign Relations.

Pero no todas son malas noticias para Slim: el miércoles Telmex obtuvo una victoria legal, cuando un tribunal le ordenó a la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) que le responda en 15 días hábiles sobre su viejo reclamo de poder ofrecere televisión de paga.

Telmex, que controla el 80% del mercado local de telefonía fija pero hasta el momento no ha sido autorizada a ofrecer TV de paga, se queja de estar en desventaja frente a empresas más chicas que ya ofrecen “triple play” desde hace algunos años.

autor: Reuters
Via | terra.cl