megaupload-servidores

El arresto de los fundadores del sitio de intercambio de archivos ha llevado a otras empresas similares a tomar medidas en un aparente intento de protegerse de acciones legales.

El arresto de los fundadores de Megaupload ha llevado a otros sitios a tomar medidas en un aparente intento de protegerse de acciones legales.

Filesonic ha inhabilitado sus funciones para compartir contenido, permitiendo que los usuarios sólo tengan acceso a sus propios archivos.

Uploaded.to ha bloqueado todo el acceso a su sitio en Estados Unidos, con un mensaje que dice “lo sentimos por eso”.

Según expertos, los sitios están tratando de mostrar que toman la piratería en serio.

“Si esos sitios son encontrados facilitando el intercambio de archivos, ese es el principal riesgo en términos de responsabilidad criminal”, dijo Adam Rendle, un abogado de derechos de autor del bufete londinense Taylor Wessing.

Filesonic, cuyas sedes están en Reino Unido y Hong Kong, no ha emitido un comunicado sobre su bloqueo de contenido para compartir.

Sin embargo, los clientes que visitan el sitio son recibidos con un mensaje que indica simplemente: “Toda la funcionalidad de Filesonic para compartir está ahora inhabilitada. Nuestro servicio sólo puede ser usado para cargar y recuperar archivos que usted haya cargado personalmente”.

Reacción en cadena

El cierre de Megaupload la semana pasado ha creado una enorme reacción en toda la internet.

El Buró Federal de Investigación de Estados Unidos (FBI) señaló que el sitio, que tenía unos 50 millones de visitantes diarios, era dirigido por individuos comprometidos en una “conspiración de chantaje sistematizado” y “conspiración para violar derechos de autor”.

Megaupload se ha defendido diciendo que los poseedores de derechos de autor tienen mecanismos que permiten la remoción de violación de contenido, y que en el sitio se compartía material legítimo.

Uploaded.to, que ofrece un servicio en el que quienes cargan contenido pueden recibir dinero dependiendo de cuánta gente descarga sus archivos, permanece completamente operativa, pero los visitantes de EE.UU. ya no tienen acceso a sus servidores.

Otros servicios llamados “casilleros digitales”, como Rapidshare, basado en Suiza, se han defendido señalando sus medidas contra la piratería.

Un portavoz de Rapidshare dijo al sitio de noticias tecnológicas Ars Technica que no estaba “preocupado ni asustado” por el cierre de Megaupload.

‘Grandes acciones de alto perfil’

La BBC contactó a otros sitios de casilleros digitales, incluidos los manejados por Apple y Google. Ninguno hizo comentarios sobre acciones de sus propios servicios a raíz del cierre de Megaupload.

Sin embargo, Rendle expresó que era improbable que estos sitios en competencia fueran a quebrantar la ley.

“Las dos diferencias clave son el nivel no autorizado para compartir y lo que parece ser una total ausencia de usos legítimos”, puntualizó.

El abogado Michael Moore, socio del bufete Marks & Clerk, afirmó que el cierre de Megaupload sugiere que los defensores de los derechos de autor se están alejando de la práctica de apuntar a individuos que comparten archivos, como lo habían hecho en el pasado.

“Esta es toda una tendencia a dirigirse a los facilitadores, los organizadores de esto”, dijo a la BBC. “Ciertamente es algo de lo que vamos a ver más. Realmente están tratando de crear una imagen de este tipo y dañar la reputación del acto de compartir archivos”.

“Creo que en el futuro veremos un pequeño número de grandes acciones de muy alto perfil contra estos facilitadores”, agregó. “Junto con eso veremos esta batalla de relaciones públicas para mostrar a la gente que compartir archivos es malo”.

Fuente: http://m.semana.com/vida-moderna/cierre-megaupload-pone-nerviosos-otros-sitios/170879-3.aspx