blackberry-crisis

La firma canadiense tiene un nuevo teléfono inteligente con el que busca resurgir en el mercado; desde la pérdida de clientes hasta la falta de una personalidad han afectado a la compañía.

Desde hace tiempo, la canadiense BlackBerry busca la fórmula para recuperar el encanto y sobre todo su rentabilidad, sin embargo el proceso ha sido largo y sinuoso.

La firma tecnológica, encabezada por John Chen, presentó este miércoles un nuevo teléfono inteligente llamado Passport, que podría ser el nuevo pase de entrada de la compañía a la competencia de los smartphones.

Antes de Passport, la última gran presentación de BlackBerry fue en 2013 con los modelos Z10 y Z30.

El escenario actual para la compañía aún es riesgoso debido a que todavía no termina con el proceso de restructuración y los gigantes tecnológicos como Samsung y Apple han acaparado el mercado.

Aquí algunas claves para entender la situación de BlackBerry.

1. El error que le costó caro

En 2011 inició una de las etapas más oscuras para la empresa, que en entonces era conocida como Research in Motion (RIM), pues decenas de millones de personas en los cinco continentes quedaron incomunicados debido a una caída del sistema Blackberry. La empresa jamás imaginó que sería algo de lo que no se recuperaría.

El hecho provocó fuertes reacciones entre sus usuarios y la pérdida de muchos clientes, quienes también ya habían sido deslumbrados con el iPhone de Apple, lanzado en 2008.

El fallo sólo fue la cereza en el pastel que desencadenó la crisis, pues uno de sus desarrolladores publicó una carta en la que señalaba que la empresa había quedado relegada frente a la competencia y que carecía de innovación.

2. Pérdidas millonarias

La firma canadiense ha luchado en los últimos años con sus reportes financieros. Hace mucho tiempo que BlackBerry no sale a dar una buena noticia, y no es de extrañar. Por primera vez en siete años, sus ganancias trimestrales están por debajo de los 1,000 millones de dólares (mdd), según detalla el medio canadiense The Globe and Mail.

De acuerdo con Citi Research, la empresa está en riesgo de continuar perdiendo un millón de dólares cada trimestre.

Además, el flujo de efectivo continua su declive a pesar de que el CEO John Chen asegura que para inicios de 2015 será positivo. Tan solo durante el trimestre pasado.

3. Crisis existencial

El cambio de chip de RIM a BlackBerry fue un paso difícil. Desde finales de 2012, sufría la pérdida de sus principales clientes. Las agencias gubernamentales de Estados Unidos suplieron los equipos por iPhone, incluso, otras empresas privadas como Yahoo también dejaron de comprar los teléfonos.

El plan era que al adoptar el nombre de su principal marca, los nuevos productos serían más reconocidos en el mercado, pero para el resto del mundo ya era demasiado tarde. De hecho, ni siquiera sus empleados lo entendieron ya que tampoco estaban interesados en utilizar productos BlackBerry.

4. Lanzamientos fallidos

De acuerdo con la consultora Smart Advantage, BlackBerry ha fallado en posicionar nuevos productos.

La empresa intentó competir con la iPad al lanzar PlayBook, considerada un desastre. El dispositivo de Apple vende más de 11 millones de unidades, mientras que BlackBerry no pudo superar los 200,000 y hasta tuvo que regalarla entre sus clientes corporativos.

RIM intentó volver a la carga con el smartphone Z10, pero los leales consumidores que aún quedan no pueden olvidar el modelo Bold.

Smart Advantage añade que otras de las debilidades que debe fortalecer son el área de soporte tecnológico y el desarrollo de aplicaciones.

5. Lo que queda por rescatar

El proceso de reestructura no ha sido fácil y como sucede con la mayoría de las empresas en transformación se han recortado miles de empleos, cerca del 40% de la compañía, según datos de CNNMoney.

Algunos analistas optimistas señalan que no todo está perdido para la canadiense, incluso, que se encuentra en el proceso de resurgir si sabe aprovechar las ventajas que le quedan.

Entre estos beneficios destacan la confianza que ha ganado al tener una de las tecnologías más seguras dentro de la gama de teléfonos inteligentes y los clientes dentro de la industria que todavía están dispuestos a comprar en grandes cantidades.

Via | http://www.cnnexpansion.com