brightstar-argentina

La estadounidense Brighstar tomó la medida en su planta de Río Grande. Ya había dado de baja 120 contratados. La firma que concentra el 80% del mercado en Argentina no tiene insumos para trabajar.

La restricción de dólares del banco central para importar insumos sigue complicando la continuidad de los puestos de trabajo. Ahora le tocó el turno a la empresa Brighstar, el mayor ensamblador de teléfonos móviles de Argentina. Un total de 200 empleados del turno noche fueron suspendidos hasta fin de mes. La empresas les informó que fue por falta de insumos para trabajar. Preocupa la situación social en Tierra del Fuego.

El ministerio de Economía creyó que con la liberación de 120 millones de dólares por semana para toda la industria, sería suficiente para contener la necesidad de divisas de los fabricantes de artefactos electrónicos, mayormente concentrados en Tierra del Fuego. Según cálculos empresarios, esta cifra satisface apenas entre 10% y 20% de las necesidades del sector que hoy arrastra una deuda con sus proveedores de US$ 2.000 millones. Y lamentablemente, todo el complejo electrónico (electrodomésticos y tecnología) importa hasta el 90% de las partes que necesita para ensamblar sus productos.

La gobernadora Fabiana Ríos, al tanto de la situación, está buscando alternativas de acceso a dólares para no golpear aún más la cadena producción. Es tal la preocupación, que la semana pasada estuvo en la provincia Antonio Caló, titular de la Unión Obrera metalúrgica. Se calcula que la falta de dólares ya se cobró al menos 3.000 puestos de trabajo en la provincia y otros 13.000 está en juego. 

Con respecto a los dólares necesarios para importar, el pedido de la ministra de Industria, Débora Giorgi, a los industriales del sector fue claro. Pidió paciencia hasta febrero de 2015, cuando el gobierno espera un mayor ingreso de divisas. Les pidió que estiren los pagos a sus proveedores lo máximo posible. El problema que se plantea para las empresas es el mismo que para las automotrices. Sin dólares para insumos, no hay trabajo, y peligran los empleos. La caída en default del país a partir del 30 de julio recortó aún más el crédito del exterior.

Brighstar ya había realizado un primer ajuste en los primeros días del mes. No renovó el contrato a 120 trabajadores con el argumento que se había terminado un contrato de fabricación para Samsung. Les prometió trabajo recién para enero o febrero del año próximo. La crisis de los insumos se agudizó y ahora decidió suspender a 200 operarios propios al menos hasta fin de mes.

Brighstar es un gigante mundial de la telefonía móvil. Tiene sede en Florida, Estados Unidos y está en la Argentina desde hace más de 10 años. Está presente en 50 países con 4.100 empleados, figura entre las 55 principales empresas del mundo. El año pasado informó ventas por US$ 6.100 millones.

La falta de insumos puso en jaque a los ejecutivos locales de la firma. Alentados por el crecimiento exponencial de la telefonía móvil en el país en los últimos años, anunciaron una inversión de US$ 10 millones en una planta en Río Grande que unificará la producción de las cuatro que hoy alquila. La inauguración estaba prevista para fin de año pero la falta de dólares cambiaría los tiempos.

LA RESPUESTA DE LA EMPRESA

Ante la consulta de TN.com.ar, la empresa emitió el siguiente comunicado: “Históricamente, Brightstar cuenta con un número importante de contratos temporales que expiran a finales de año. Es una práctica común de la industria y este año no es diferente. Nuestra producción estimada para el período de fin de año está disminuyendo. Como resultado, no tendremos suficiente trabajo para nuestro contingente total de trabajadores temporales, pero vamos a cumplir con todos nuestros contratos de mano de obra hasta el 30 de noviembre”.

Via | http://tn.com.ar/economia/por-falta-de-dolares-el-mayor-fabricante-de-celulares-del-pais-suspende-200-empleados_536572